Los chiringuitos se modernizarán en invierno tras invertir 150 millones

Los empresarios confían en que, tras 11 años de trámites, puedan tener todas las concesiones este año por un periodo de 15 años. Wifi gratis, aseos más grandes y adaptados o grandes cristaleras para tener vistas, entre los proyectos.
 
La mayoría de chiringuitos de la costa malagueña estarán en obras este invierno con el objetivo de modernizarse y dar un mejor servicio al cliente. La inversión total rondará los 150 millones de euros, un dinero que los empresarios sí están dispuestos ahora a desembolsar porque, tras 11 años de trámites con la Administración, al fin están obteniendo las concesiones por otros 15 años que, además, son renovables de manera automática por 15 años más, lo que les permite afrontar la inversión y amortizarla con tranquilidad. "Hemos sido siempre un sector en vanguardia, pero nos hemos quedado atrasados porque nadie ha hecho obras hasta que no estuviera seguro de que le iban a dar la concesión", explica Manuel Villafaina, presidente de la Asociación de Empresarios de Playa de Málaga, quien señala que, en estos momentos, el 80% de los chiringuitos ya tienen sus trámites terminados y confía en que todos tengan la concesión administrativa este mismo año. "Así sí se pueden hacer inversiones y el 99% de los chiringuitos se van a transformar", expone Villafaina, que destaca que hay unos 360 establecimientos de este tipo desde Manilva a Nerja.
¿Qué se va a hacer? Cada empresario, lógicamente, tiene sus proyectos en mente pero, en líneas generales, se cambiará el mobiliario, la estructura de la barra o la cocina, se dará más transparencia a los locales con grandes cristaleras, se incluirá más tecnología con wifi tanto en el restaurante como en las hamacas y se harán aseos nuevos adaptados para personas con discapacidad o que incluyan cambiadores de bebés. Algunos instalarán sistemas para poder pedir la comida desde la propia mesa con pantallas y habrá incluso chiringuitos que se demolerán para construirlos completamente nuevos. "Las obras de cada chiringuito durarán entre un mes y medio y dos. La idea es empezar en octubre y acabar en marzo, pero no vamos a cerrar todos a la vez sino que nos vamos a coordinar en esos seis meses para poder dar servicio en invierno", detalla Villafaina, añadiendo que "los chiringuitos en marzo del año que viene no van a tener nada que ver con los actuales".
 
Villafaina es el propietario del chiringuito Los Manueles en Torremolinos y, en su caso particular, señala que prevé invertir unos 200.000 euros y que ya ha solicitado la licencia de obras a su consistorio. El tema no es baladí porque, tras la lucha por la concesión, aparece la de la obtención de las licencias de obra municipales. Se espera que no se demoren para poder hacer las obras este invierno, pero no siempre ocurre. José Ravira, propietario del chiringuito Pepe's Bar en Marbella, afirma que ha tenido que esperar tres años para que el ayuntamiento de Marbella le concediera la licencia. Ravira es uno de los 25 chiringuitos de Marbella que ya tienen la concesión -hay otra treintena a la espera- y ha terminado la obra recientemente tras desembolsar más de 200.000 euros. "He hecho una remodelación total y menos la estructura lo hemos cambiado todo", señala.
 
Miguel Sierra, propietario del Playa Miguel en Torremolinos, recuerda que "sin la concesión ningún banco te financiaba nada", pero eso ya es historia. Ya la tiene y este invierno va a invertir entre 200.000 y 300.000 euros en mobiliario, baños y tecnología. "Lo importante es que tras 11 años peleando ya podemos dar todos un paso adelante", indica. En La Cala del Moral, Rafael Romero, dueño del Merendero Maribel, destaca que, en su caso, tiene la concesión desde hace siete años y que para esta temporada ya ha cambiado los muebles o los ordenadores y en invierno reformará los baños.
 
El propietario del chiringuito Royal Beach Pirata de Mijas es Carlos Morales. Está esperando la concesión y destaca que, en cuanto se la concedan a él y al resto de empresarios de esa localidad, "el cambio va a ser brutal". "En Mijas tenemos proyectos espectaculares porque se van a transformar los chiringuitos en cortijos en la playa, con un estilo muy andaluz", resalta este empresario, que afirma que en su caso invertirá 150.000 euros en reformar el interior, la cocina, la electricidad, el saneamiento o las tuberías porque ya había hecho obras previas, pero asegura que otros empresarios construirán de nuevo los chiringuitos y harán desembolsos de hasta 600.000 euros. "Hasta que no tengamos la concesión estamos atados de pies y manos porque nadie va a invertir sin saber seguro si va a poder seguir con el chiringuito, pero en cuanto nos la den tenemos muchas ideas para que el cliente esté cómodo y se vaya con una sonrisa", dice Morales. Habrá que esperar a marzo para ver los nuevos chiringuitos de la provincia.
Pasaje Esperanto, bq 1 Local 4
29007 Málaga
España
952 61 47 25
952 61 55 94
info@aeplayas.es